data-ad-format="auto">

Capitulo V "Los Ojos de Rubik" | Forum

A A A

Please consider registering
guest

Log In Register

Login form protected by Login LockDown.


Register | Lost password?
Advanced Search

— Forum Scope —

  

— Match —

   

— Forum Options —

   

Wildcard usage:
*  matches any number of characters    %  matches exactly one character

Minimum search word length is 4 characters - maximum search word length is 84 characters

Topic RSS
Capitulo V "Los Ojos de Rubik"
September 29, 2013
5:17 pm
47Cid
Mira, esta detras de ti el payaso demente cubierto de sangre

Sudor Espeso
Forum Posts: 2335
Member Since:
April 20, 2011
Offline

Como siempre, en el spoiler pondré los capítulos anteriores, los cuales recomiendo leer porque en dichos capítulos sale mucha explicación que es conveniente conocer, especialmente en el capítulo cuatro.

 

———————————————————————————————————————————————————————————--

-Espero que la temporada con la profesora Helena Morrison sea de agrado para todos- pasando luego su fría mirada hacia la mujer – ¿no desea a algún profesor titular que la ayude con su primera clase señorita Morrison?-

-No será necesario directora Lopez, lo tendré todo controlado- tras terminar la frase la docente, que aun esbozaba una suave sonrisa,  realizo un ademan con la mano para pedir amablemente a la directora que se retirara, tras lo cual la misma se despidió con un movimiento de cabeza y cerró la puerta del salón con un único movimiento.

El curso aún se encontraba en silencio a causa de la repentina noticia que se nos había dado y más aún gracias a la mujer que se encontraba ante nosotros, una dama que no tendría más de cinco años, seis máximo, más que nosotros, vestida de manera informal pero elegante y que poseía más aire de una tutora de primaria fácil de manipular, que de una profesora de secundaria alta capaz de establecer el orden en un curso como el nuestro. Pero cualquier duda que podríamos tener sobre su capacidad quedó fuera de dudas cuando comenzó su propio discurso tras sentarse en el escritorio del profesor y entrecruzar sus manos de manera que recordaba un poco a Gendo Ikari de Eva.

-Antes que nada, les doy las bienvenidas a este nuevo curso escolar y espero que disfruten de los próximos meses- tras terminar de decir esa frase con una voz de autómata demostrando que claramente ya estaba practicada de antemano, su tono se volvió bastante más tranquila, pero que de cierta manera demostraba algo de…, podríamos llamar erudición –Muchos se preguntaran que paso con la profesora Lang, pues me temo que asuntos familiares la han reclamaron fuera del país por un par de meses, lo cual lleva a una segunda pregunta lógica, que pasa conmigo -uno podía notar como sus ojos azules como un cielo de fantasía se posaba en cada uno de nosotros de manera analítica en busca de reacción a sus palabras –como dijo la directora tras su clásico soporífero discurso, soy estudiantes en la facultad de historia de la universidad provincial, graduada en esta misma institución y allegada a la profesora Sara Lang, por lo que conozco su método de enseñanza y su programa para los próximos meses. Todo esto sumado a lo rápido de su partida ha hecho que sea la mejor opción para dictar esta clase, asimismo, esto me ayuda con el progreso del profesorado de la materia por lo cual esta era una opción que se me era muy difícil de rechazar- tras finalizar la explicación, Helena comenzó a sacar un fajo de papeles de su cartera y a ordenarlos de manera que quedaran cómodos en sus manos, tras lo cual se dispuso a recomenzar con su monologo.

-Hora pasare lista del curso, cuando diga su nombre y apellido respondan y si es posible déjenme visualizarlos para después poder ubicarlos, Julio Acosta-

-Presente-

No podía creer lo que veía, la mujer que no hacía ni de diez minutos con la que me tope resultaba se una nueva profesora y no solamente eso, si no que más ni menos con la que tendría que comenzar el día.

-Marta Gomez-

-Aca-

Lo que menos podía entender en ese momento, era el por qué no podía quitar la mirada de ella, tenía cierto atractivo que llamaba la atención a cualquier persona que la viera, pero a su vez no era nada fuera de lo normal, su cabello que claramente tenía un tono rojo natural era digno de mirar y apreciar, pero no gozaba de un peinado elaborado o complejo con el cual llamar la atención.

-…unzt-

Tenían que ser los ojos, en el momento no sabía que misterio obraba en ellos, pero mientras más miraba uno el acertijo que escondía, no lograba más que hacerlo más complejo y difícil de resolver, por desgracia el puzzle no se me pudo ser revelado en el momento a causa de una puntada de dolor en las costillas izquierdas lograron que escapara de mi ofuscación y exclamara una simple palabra.

-¡Mierda!-   

-Deduzco que la chica que acaba de reaccionar en la fila central es Diana Kunzt, ¿me equivoco?- mientras decía eso no pude más que asestar una mirada de consternación asesina a mi compañera de banco, que no hacía más que despotricar una risa burlona y realizaba un gesto con la cabeza indicando a la profesora, que pese a mostrar un cierto grado de frustración en su mirar, el mismo era encubierto por una aparente infinita paciencia.

-Disculpe por la expresión profesora, mala costumbre mía- lo cual era cierto, pese a los años ,que han transcurrido de esta historia, han logrado que sea menos frecuente, mi mala lengua nunca desapareció del todo- si soy yo profesora- lo primero que podía pensar era en como reaccionaria al reconocerme como la chica que llego tarde y se acababa de encontrar, pero para mi sorpresa, su rostro no demostró ninguna reacción fuera de lo normal, solamente reviso la lista una vez más para corroborar el nombre y la persona que le pertenecía para continuar con su tarea.

-Tara Kroft-

-Presente-

Mientras terminaba de frotarme las costillas por el dolor, Sonia coloco de la forma más “disimulada”, el único adjetivo que podría describir a su accionar, una hoja de papel en mi mesa el cual rezaba en los renglones superiores.

-¿Dónde estabas?, ¿en imaginacionlandia?, hasta parecías cahú con esa mirada perdida-

Al terminar de leer la nota no hice más que escribir una respuesta en la misma y pasársela por debajo de la mesa donde su mano me la arrebato con premura para después recomenzar el ciclo que fue esa corta conversación.

-Primero, estaba pensando un poco, segundo, sabes que no me gusta el alcohol y nunca me viste o veras borracha-

-Siempre hay una primera vez para todo, además sabes que un día a vos y octy las arrastrare al club para festejar mi cumple-

-Para eso falta y puedo idear alguna excusa para escaparme-

Al terminar de pasar la nota no pude evitar ver a mi zurda y ver a mi amiga Sonia, ella siempre fue un caso extraño, criada en una familia bastante liberal y con poco control, siempre mostro la imagen de una rebelde, el pelo siempre cambiante cada medio año, pasado de un pelo largo y celeste al que en ese momento era el más normal para ella, un pelo negro corto con un mechón purpura oscuro, el uniforme siempre fuera de línea con la camisa abierta sobre una remera negra lisa, pollera normal, si por normal se entiende que todas tenían algún estampado como notas musicales o telarañas. Y los zapatos negros eran remplazados generalmente por unas botas negras aprovechando un vacío en el reglamento sobre el tipo de calzado, Todo esto era coronado por el tatuaje de clave de sol que tenía en su hombro y los varios conjuntos de aros para sus orejas. Pese a toda esa imagen de caso perdido, sus notas nunca fueron malas, no excepcionales, pero nunca reprobó un examen, sin duda podría haber sido una estudiante modelo si no fuera por el hecho de que era más vaga que un perezoso y por sus activas noches en el club nocturno.

Mientras podía ver como la birome de amiga comenzaba a rasgar la hoja de papel con una respuesta, se empezó a escuchar el ya clásico sonido de la tiza siendo usada en el viejo pizarrón, donde la profesora Morrison estaba escribiendo con una legible letra cursiva lo que claramente eran las consignas de ese día:

  1. ¿Cómo se define la historia?
  2. ¿Cómo se estudia la historia y con qué motivo?
  3. ¿Se la puede considerar como ciencia?

-Parece que nunca arreglaron la vieja grieta de este pizarrón, esa ya estaba desde antes de que estudiara aquí- Sé que mucho al igual que yo pudimos notar el dejo de nostalgia en la voz de la profesora al decir esas palabras mientras se sentaba de nuevo en la silla -en cuanto terminen de responder entreguen las hojas y hablen en voz baja, para no exprimirlos mucho el primer día debatiremos las respuestas el miércoles- dicho eso no hiso otra cosa más que sentarse y leer lo que claramente eran sus apuntes de facultad.

Mientras intentaba leer el titulo de los apuntes que sostenía en la mano, la voz de Octavia que procedía de atrás mío pronuncio mi nombre en busca de mi atención.

-¿Si Octy?, ¿Qué pasa?-

-La pregunta correcta no seria, ¿qué te pasa a vos?, no sueles estar tan callada y menos quedarte con una anécdota en la boca, ¿paso algo para estar tan distraída?- pese a que Octavia no era una persona muy sensible o, mejor dicho, que demostrara mucha sensibilidad para con los demás, en este caso el tono de sus palabras y la mirada inquisitiva en sus ojos avellana demostraba una obvia preocupación por mi salud mental -Te sentís bien, después de todo, con lo que le paso a tus padres hace poco…digo…, sé que debió ser difícil y si necesitas hablar con alguien…- Octy nunca fue la persona más adecuada para las charlas sentimentales gracias en gran parte a su timidez y su familia perfecta donde nunca se produjo una sola crisis, simplemente no sabía cómo hablar o tratar con ellas.

-Octy, sabes que si Diana tuviese problemas graves nos los hubiese dicho hace rato, además, para estas cosas no servís mucho que digamos-

-Habla la chica despreocupada que le importa un rábano lo que les pasa a los demás-

-¿Un rábano?, podrías a ver dicho un mango, o mejor, una mierda, pero ¿un rábano?, tenes que cambiar algunos términos amiga-

-¿Decís que los cambie?, ¿Que tal tanto como tu peinado? Pareciese que…-

Para ese punto simplemente me decidí por comenzar a escribir las respuestas a las preguntas del pizarrón en una hoja, eso era mejor que ver el uróboros que eran esas dos cuando se peleaban por nimiedades.

No me malinterpreten, Octavia y Sonia no se odiaban o algo por el estilo, en realidad eran las mejores amigas que tenían la una a la otra, pero eran como la noche y el día. A Sonia le gustaba vestir de manera extravagante y moderna mientras que a octy le gustaba lo simple y elegante, una era infantil y ruidosa, mientras que la otra era tranquila y madura. A octy le encantaba relajarse con música clásica y sinfonías mientras que Sonia le gustaba volar los techos con música house y electrónica. Con el solo hecho de verlas ese día se podía comprobar lo diferentes que eran una de la otra, Sonia con su ropa y peinado alocados a la par que Octavia tenía el uniforme completo, hasta la corbata opcional, en perfecto orden y con su  pelo castaño recogido elegantemente con un broche.

Realmente la historia de cómo ese par se conoció y formaron amistad es algo que les deberé para más adelante, pero lo que ahora me atañe fue después de terminar de responder a la última pregunta, puesto que al llegar al escritorio y colocar la hoja sobre el montón que se había formado, la docente Morrison alzo la mirada a mi rostro y con un tono suave pero frio me dirigió unas simples palabras que parecían dagas.

-Espero que tu desempeño en mi clase sea mejor que la puntualidad de hoy- esos ojos como enigmas me tenían intrigada, pasando el escudo de amabilidad y dulzura se podía ver algo más, no sabía que era, pero sin duda era algo que no quería que se supiese porque desvió rápidamente la mirada de vuelta a sus apuntes y con el mismo ademán que uso con la directora me invito a sentarme en mi lugar de nuevo.

Al ocupar mi asiento nuevamente saque el tomo número cuatro de dead man wonderland y me coloque los auriculares en los oídos, pero no sin antes hacer un corto comentario a mis amigas que continuaban con la discusión, solo que habían pasado a pelear sobre la costumbre de octy de tapear en la cabeza a Sonia cuando esta decía alguna estupidez muy grande

-Chicas recuerden guardar algunas peleas para cuando estemos con fede y Paez, saben que les encanta hacer de comentaristas durante sus pleitos, además, tienen las preguntas del pizarrón-

Mientras veía como el agua y el aceite detenían las hostilidades y se concentraban en sus propias hojas, una canción comenzó a sonar en mis oídos y no pude evitar comenzar a cantarla en voz baja

-“Yo solamente quiero amarte. Y todo mi calor brindarte…”-.

———————————————————————————————————————————————————————————

Gracias por leer este capítulo, espero que lo hayan disfrutado leyéndolo como yo escribiéndolo, esperen el próximo donde se volverá a tocar un más a Helena y el misterio que poseen sus ojos.

 photo 72a7c591-648a-467e-b3f3-c2033ff5b0b0.png
Forum Timezone: America/Mexico_City

Most Users Ever Online: 378

Currently Online: GHOST22, zapp brannigan
26 Guest(s)

Currently Browsing this Page:
1 Guest(s)

Top Posters:

Ulises: 7872

GHOST22: 7107

ZAYAKANITO: 4916

Ceguba: 4797

LIONHEART-1993: 4381

Fierce Deity: 4322

Member Stats:

Guest Posters: 2

Members: 10174

Moderators: 0

Admins: 5

Forum Stats:

Groups: 3

Forums: 39

Topics: 15499

Posts: 115464

Newest Members: CharoleIGDO, demon.D.beast, gueritoavila, nistelrooy, Zaxofi, edgar2591

Administrators: Adrian Araya (93), Ezequiel Segura (175), Rafa Mesa (277), DJ (0), Gris (35)