Parece ser que el mercado de las consolas sí adoptará un modelo similar al que vemos con los celulares, dado que Project Scorpio, la nueva consola de Microsoft, llegará a finales del 2017.

Para los que se estén preguntando qué tan poderoso es, les podemos decir que Microsoft reveló que la nueva consola tendrá la capacidad de correr 6 teraflops (algo que básicamente se compara con las tarjetas gráficas más recientes), tendrá 8 núcleos, más de 320 GB en memoria en banda ancha y podrá correr “sin problemas”, según Phil Spencer, a una resolución de 4K.

Por otro lado, por si estabas pensando en adquirir un Xbox One más recientemente, quizás te interese el Xbox One S, que, para fines prácticos, es el Xbox One “Slim”. Será un modelo más pequeño que su contraparte anterior (40% más chico), podrás ver contenido multimedia a resoluciones de 4K y lo vas a poder parar sin que se incendie.

XboxSE32016

La versión estándar del Xbox One S costará $299 USD, la cual tendrá un disco duro interno de 500 GB, a diferencia de lo que entendimos durante la conferencia. Habrá dos versiones más: la que tiene un disco duro interno de 1 TB ($349 USD) y otra de 2 TB ($399 USD). Esta versión mejorada del Xbox estará disponible en agosto de este año.

Ahora bien: poseedores del Xbox One, tampoco entren en pánico, ya que absolutamente todo lo que esté disponible para el “Xbox Scorpio” será compatible con su consola del 2013 y la nueva versión (en teoría). Microsoft ha prometido que ninguno de sus modelos — de momento — quedará obsoleto.

La verdad es que ya será cuestión de las desarrolladoras — y del mismo Microsoft — cumplir con eso, así que vamos a cruzar los dedos y esperar lo mejor.

Fuente: Microsoft