Pues no, todavía no nos toca hablar de Superman. Y contra las emociones que junio prometía, al parecer tendremos que ir abriendo apetito con un poco de terror barato.

Tomando en cuenta que “Grave Encounters” era el título empleado por el falso programa de televisión que protagonizaba la primera película, eso de traducirlo como “Fenómeno Siniestro” no suena particularmente apropiado. Sobre todo cuando era el momento perfecto para aprovechar esos grandes títulos como “¡ExtraNormal!” y maravillas por el estilo.

grave2“O sea, que es MÁS que normal. ¿Entienden?”

Un fenómeno recurrente en los últimos años con el cine de terror son esas pequeñas producciones, bastante caseras, que suelen colgarse de estrategias previas y que fundamentan su ‘éxito’ en lo poco que necesitan para llamar la atención por encima de las otras mil que están tratando de hacer lo mismo (puede parecer poca cosa, pero sumérjanse en el mundo de las producciones de terror barato y encontrarán un micro-universo de dolor y pésimas decisiones). Si el asunto pega, la secuela está garantizada y encima tiene más posibilidades de llegar a los cines. Hace unas semanas vimos el mismo caso con “El último exorcismo 2”, quien no sólo se colgaba de los méritos de su predecesora (cuyo título debió cambiar instantáneamente a “El penúltimo exorcismo”) sino que dejaba de lado todos los elementos que la caracterizaban.

grave3Pero conservando el break-dance, al parecer.

El primer “Fenómeno siniestro”, estrenado hace dos años, nos prometía un programa paranormal canadiense metiéndose *a donde nunca debieron haber entrado*. Ya conocemos ese esquema: grupo de personajes más o menos escépticos, aprovechando un furor paranormal, se topan con un fenómeno real y se los lleva el carajo.

grave4En defensa de ese primer grupo, voy a decir que el sitio no se ve particularmente embrujado.

Con esa premisa tienes una excusa fácil para que el grupo haya ido al sitio, para que estén grabando todo el tiempo, y para constituir una cierta psicología e interacción de personajes que se distinga un poco de lo que usualmente vemos en estas tramas. No voy a defender demasiado al primer ‘fenómeno siniestro* pero cumplía con lo que prometía e incluso sus fantasmitas distorsionados daban un par de sustos decentes. Decentes, eso es lo que espero de un grupo de idiotas entrando en un asilo psiquiátrico maldito, ¿es mucho pedir?

grave5Aparentemente sí. ¿Qué se puede hacer con la secuela de un programa paranormal que ya se fue al carajo? ¿Tratar de repetir la fórmula? ¿Tratar de dar un giro inesperado y verlo bajo un nuevo enfoque? ¿Todas las anteriores?

Alex es un estudiante fácilmente impresionable que ve “Grave Encounters” (la película, no el programa de televisión) y sabe que es real, ¡no una película de bajo presupuesto como todos creen! Sus amigos, más familiarizados con el género de falso documental, tratan de hacerle ver que todo eso son efectos especiales pero él está convencido, así que se pone a investigar y descubre que ¡todos los involucrados en la primera película han desaparecido! ¿Cuál es entonces el siguiente el paso lógico? Claro, juntar tu propio equipo de grabación e ir al sitio donde todos fueron vistos por última vez, el hospital psiquiátrico maldito, y descubrir la verdad.

grave6Exacto, Jack Nicholson.

Lo que se había presentado en la producción anterior como una estructura bastante sencilla para justificar una película de terror, aquí siente la necesidad de complicarse con estrategias más ‘modernas’ y meta-textuales. Que si en el universo de esta segunda película la primera existe pero fue un engaño para hacerse pasar por producción, que si Alex consigue algunas de sus pistas a través de un enigmático usuario virtual que le pasa datos que nadie más tiene, que se convence que no sólo tiene que descubrir la verdad sino documentarla en su propia película (para que en la tercera alguien vea “Grave Encounters 2” y ¡sepa es verdad! ¡que todo eso pasó!). Al tiempo que vuelve a aprovechar el hospital maldito, los fantasmas desfigurados, y algunos otros guiños muy poco afortunados de la primera.

grave7Pista: Podrían no haber hecho esta película.

Yo sé que a estas alturas no queda nada demasiado original en el género de terror (ni en casi ningún otro género), pero creo que parte del encanto es poder aprovechar todo lo que se ha hecho sin que parezca un remedo de ideas ajenas (hola, Tarantino). Y en el momento en que cada cosa que sucede me lleva a pensar en otra película que haya utilizado esa estrategia con mejores resultados, es que la cosa no está funcionando. ¿Alguien tomándose una primera parte como si fuera real y tratando de reproducirla? Ya teníamos un perturbado mucho más convincente en “El ciempiés humano 2”. ¿Usuarios virtuales enigmáticos que nos dan información que nadie debería tener? Es difícil competir con ToTheArk de “Marble Hornets”. Ya no digamos que si nos vamos a hospitales malditos, grupos de grabación idiotas y fantasmas desfigurados, podemos hacer buffet con tanta producción de bajo presupuesto.

grave8¡¿No podemos salir por donde entramos?! ¡Pero esto nunca sucede en las películas de terror!

Con todo, me inclino a pensar que habría podido pasar por alto todos esos detalles (o al menos no hubieran parecido tan terribles) sino tuviera un protagónico tan insoportable.

También es algo bastante recurrente en el género, configurar al protagónico como un ser humano detestable e hiper-controlador para tener una excusa por la cual un obseso se preocuparía tanto por tener las cámaras rodando toda la película y que podamos presenciarlo todo sin comenzar a preguntarnos ‘¿quién se preocupa por grabar algo cuando una serie de fantasmas te persiguen para asesinarte?’.

grave10Deberían todos aprender de Ángela, quien es profesional, agradable y guapa. Con todo y zombies incluidos.

Para lo poco rescatable que podía tener la premisa de la película, añadirle personajes insoportables no parece la mejor decisión. Y bueno, si a uno le gustan los sustos baratos y no le preocupa la historia quizás (quizás) podría no estar tan mal. Pero habiendo tanto  terror barato bastante decente, seguro pueden optar por otras opciones.

grave11O por la  nueva de Will Smith, que dicen que también está malísima.
(Eh, finta, yo no vuelvo a darle una oportunidad a Shyamalan)

“Fenómeno Siniestro 2” o “Grave Encounters 2” es una co-producción entre Canadá y Estados Unidos del 2012. Dirigida por John Poliquin (en lugar de los Vicious Brothers de la primera) (es su ópera prima) y protagonizada por Richard Harmon (“Truco o trato”, “Percy Jackson”, “Judas kiss”), Dylan Playfair, Stephanie Bennett (“In the dark”, “Sobrenatural”), Howie Lai, Leanne Lapp y Sean Rogerson (“Underworld: Evolution”, “Grave Encounters”). Tiene 5 estrellitas en imdb, que a mí ya me parece mucho. La estrenaron hace como una semana pero al parecer seguirá un rato más en cartelera, no en demasiados cines ni horarios, así que habrá que buscarla si les interesa.