Y para variarle un poco a la cartelera, a ver qué tal los thrillers españoles del año pasado.

Yo querría haber esperado a que se estrenara “The Conjuring” para hablar antes que nadie de ella pero todo parece indicar que no se me va a hacer este fin de semana. O por lo menos no hoy viernes. Y por otro lado “El cuerpo” tampoco es que me llamara demasiado la atención: no se le hizo mucha publicidad, el trailer no parece muy interesante, y tiene a Belén Rueda de por medio. Y últimamente no soporto a Belén Rueda.

cuerpo2En realidad nunca la he soportado, ni porque haga películas con niños siniestros.

Nada dice ‘thriller misterioso’ como una ambientación de noche lluviosa, un asesinato, un triángulo amoroso, una investigación policial y un cuerpo desaparecido. Después de una puesta en escena algo cliché en tono ‘¡por fin podremos ser felices!’ viene el asunto clave de la película: el cuerpo de una mujer que recientemente había muerto por un ataque al corazón desaparece de la morgue en que se encontraba. Misma morgue de la que un guardia ha huido despavorido por la noche. Y bueno, las preguntas incómodas tienen que empezar a preguntarse otra vez: ¿Estaba Mayka Villaverde realmente muerta? Y si fuese así, ¿dónde está su cadáver?

cuerpo3No quiero caer en el chiste fácil de ‘no andaba muerta, andaba de parranda’.

El primer sospechoso es claramente Álex, su marido, quien además está pero que pintado para parecer sospechoso. Muchos años más joven que Mayka, dependiente de su fortuna y de sus extravagantes bromas, y en general haciendo todo lo posible por verse poco afectado por la muerte de su mujer y nervioso de tener que vérselas con la policía. No se hace ningún favor el joven.

cuerpo4Hasta ahí todo parece indicar que tenemos un thriller de libro de texto: personajes con motivaciones, una serie de flashbacks que nos van permitiendo conocer muy poco a poco lo que sucede, protagónicos encerrados en un sitio medio siniestro donde *algo* parece estar jugando con ellos, y el constante cambio de miradas para que uno se divierta adivinando quién fue el que hizo qué, qué es exactamente lo que está sucediendo.

Durante la gran mayoría del metraje la tensión se construye sobre los secretos de Álex, aunque ya los conocemos de antemano, y la medio surreal situación de no estar seguros de si Mayka está viva o no. Las escenas de tensión, del mismo modo, están de manual, donde si bien uno puede pensar ‘si me pasa eso a mí, me muero’, tampoco es que ninguna por sí misma consiga ser particularmente impactante. Y como hay que rellenar la poco más de hora y media de metraje sosteniendo esa tensión, pues se rellena en gran medida con secuencias del maravilloso matrimonio que llevaban Mayka y Álex antes de esta incómoda situación.

cuerpo5Que hacen que no sepas si lamentar o agradecer que se haya muerto.

Para ese entonces yo ya me había montado todo mi rollo mental sobre la construcción del género en el cine actual, la necesidad de emular un dejo a lo ‘producido en Hollywood’, lo evidentes que eran muchas cosas, lo poco que se había avanzado sobre la premisa durante casi hora y media. Porque a los pocos minutos de que empezó la película nos dicen “el cadáver de Mayka desapareció y no sabemos qué oscuras tramas están implicadas”. La película avanza, nos enteramos de cuanto pormenor de los personajes parezca necesario, pero seguimos sabiendo lo mismo, y seguimos justo en la misma encrucijada haciéndonos las mismas preguntas.

cuerpo6‘¿Por qué decidí ver esta película?’

Y de pronto, ¡bam!, con el usualmente odioso recurso de dar un giro inesperadísimo al final, consiguen encaminar la trama. Consiguiendo que lo que era una estructura sin más pueda verse como una apropiada puesta en escena, aunque quizá demasiado larga. Que funciona, dejando la sensación de que si bien no se ha visto una obra maestra, ha sido una película que, con todos sus clichés, está bien montada. Y que además, dado que parece tener muchas menos pretensiones que otras producciones por el estilo, se le pueden perdonar sus posibles defectos. Hasta hice un poco las pases con Belén Rueda y todo.

cuerpo7Sólo un poco.

Todos los actores están correctos y se acerca más a esos ejemplos de que hasta para hacer un producto consumible se puede hacer bien, ponerle un poquito de esfuerzo. Aunque si le hubieran cortado un poco la duración tampoco pasaba nada, o si le quitaban un par de intentos de secuencias medio de terror para entrar en ambiente que poco aportan. De hecho hasta es posible que el *inesperado giro final* podría haberse trabajado un poco más y quizás se hubiera conseguido una historia más compleja. Quizás, pero para qué arriesgarse.

Al buen Hugo Silva, quien presenta aquí la peor poker face de la historia y se merece todo lo malo que pueda pasarle, ya tengo ganas de verlo en “Las brujas de Zugarramurdi”.

cuerpo8

“El Cuerpo” es una película española del 2012 dirigida por Oriol Paulo (es su ópera prima, aunque fue guionista de “Los ojos de Julia”) y protagonizada por Belén Rueda (“El orfanato”, “Mar adentro”, “Los ojos de Julia”), Hugo Silva (“Los amantes pasajeros”, “Que se mueran los feos”, “Ladies’ night”), José Coronado (“No habrá paz para los malvados”, “Goya en Burdeos”, “Los últimos días”) y Aura Garrido (“Los ilusos”, “Planes para mañana”, “Promoción fantasma”). Tiene 6.8 estrellitas en imdb que a mí me parece un poco exagerado pero para fans del género y pasar el rato tampoco está mal. Está cada vez en menos cines y en menos horarios, pero alguno por ahí queda.